Los 100 mejores videojuegos de la década (2010-2019) según el equipo de VidaExtra (II) – Vida Extra

Tal y como os prometimos ayer en la primera parte de este ranking con los 100 mejores videojuegos de la década del 2010 según el equipo de VidaExtra, donde os mostramos los clasificados del 100 al 51, aquí tenéis la segunda y última entrega con los títulos que van del 50 al 1.

En el artículo anterior ya os explicamos de forma rápida cómo ha sido el proceso a la hora de seleccionar los candidatos y confeccionar el listado final, no nos vamos a repetir, así que ya podéis ir viendo cómo ha quedado el resto de la lista y el ganador.

Vamos allá:

50. Fortnite

Fortnite Battle Royale

Pocos podíamos imaginar que lo que al principio se criticó como un plagio barato de PUBG acabaría destronándolo y convirtiéndose en uno de los fenómenos mediáticos más importantes de la década. Pero la fama es bien merecida, porque Fortnite es enorme y divertido como pocos, y sus actualizaciones auténticas cajas de sorpresas. Dos años después, ha quedado demostrado que esto no era una simple moda pasajera.

49. Spelunky

Spelunky

Originalmente fue un título gratuito lanzado en 2008, pero la total reimaginación que Derek Yu hizo de Spelunky cuatro años después se ha consagrado como una obra maestra del diseño de videojuegos. No solo dio el pistoletazo de salida a la fiebre del roguelike, sino que todo su conjunto está concienzudamente pensado para ser desafiante y apelar a la creatividad del jugador. Una maquinaria perfecta en la que todo tiene su propósito.

48. Resident Evil 7: Biohazard

Resident Evil 7

La franquicia de terror más emblemática de Capcom llevaba unos cuantos años dando de todo menos miedo, así que la solución fue drástica: cortar por lo sano y volver a lo que la hizo grande en su día. Así nació Resident Evil 7: Biohazard, que recupera sus raíces intimistas y opresivas, los puzles, la exploración, y sobre todo la supervivencia. Además, la primera persona le dio un nuevo toque a la inmersión que le sentó como un guante.

47. The Last Guardian

The Last Guardian

El tercer juego de Fumito Ueda era prácticamente una bestia mitológica antes de 2015. Las esperanzas estaban ya apagándose, hasta que un día resurgió para convertirse en una de las historias más enternecedoras de la generación. The Last Guardian es la mejor y más bonita representación de la relación entre humanos y animales, y no se hable más. Un título único que brilla por todas las convenciones que desecha valientemente.

46. Nuclear Throne

Nuclear Throne

Nuclear Throne no es solo otro roguelike más, es la obra magna de Vlambeer. Frenetismo no apto para cardíacos en una experiencia de las que te hacen recordar por qué te gustan los videojuegos. Es difícil expresar con palabras lo increíble que es disparar, esquivar y avanzar en este título, porque su espíritu es tan lúdico que solo al jugarlo es cuando entiendes por qué es tan bueno.

45. Journey

Journey

De todo lo que ha supuesto Journey para el medio se podría escribir un libro. Jenova Chen y el equipo de Thatgamecompany convirtieron la poesía en videojuego con sus preciosistas caminatas por el desierto. Un título que no solo redefinía el concepto de narrativa, sino también el de multijugador. La catarsis de algunos de sus momentos más cautivadores quedará para siempre grabada en el inconsciente colectivo.

44. P.T.

Pt

Muchos ya os estaréis llevando las manos a la cabeza al ver una demo en el top de juegos de la década. Estáis en vuestro derecho, pero para nosotros P.T. es mucho más que una demo. Es la concatenación de algunos de los mejores elementos del terror expresados de una forma brillante. Un juego con derecho propio que no necesita llegar a convertirse en aquel Silent Hills para destacar como uno de los pilares del género.

43. Undertale

Undertale

El mito del desarrollador indie que solamente con una buena idea es capaz de alcanzar el éxito no puede estar más alejado de la realidad, pero Undertale es la excepción que confirma la regla. Todas las alabanzas hacia este humilde RPG pacifista son totalmente merecidas. Su mensaje es uno de los más sinceros, potentes y emotivos que hemos presenciado jamás en un videojuego, y eso nos llena de determinación.

42. Titanfall 2

Titanfall 2

La primera entrega, siendo un juego de excelente calidad, causó cierta controversia entre algunos usuarios por atreverse a prescindir de campaña. En Respawn oyeron las quejas y se marcaron un «hold my beer» de manual, porque el modo para un jugador de Titanfall 2 es increíble. Todo un ejemplo de creatividad que el resto de estudios debería aplicarse. Y eso sin descuidar tampoco su magnífico multijugador.

41. Monster Hunter World

Monster Hunter World

Aunque los monstruos de Capcom llevaban unos cuantos años siendo medianamente populares fuera de Japón gracias a las entregas de 3DS, necesitaban dar un paso adelante para codearse con los más grandes, y ese ha sido Monster Hunter World. Una evolución de portátil a sobremesa como dios manda, que sabe refinar todo lo que hace grande a esta franquicia y ser el mejor punto de entrada para los recién llegados.

Los 21 mejores videojuegos gratuitos a los que puedes jugar ahora mismo

40. Sekiro: Shadows Die Twice

Sekiro

Sekiro: Shadows Die Twice es la prueba viva de que From Software ya no necesita a los Souls para deslumbrar. Ni siquiera mantenerse fiel a su mecánica, sino variar lo justo para que parezca otro juego distinto. Fue un juego que nos abofeteó muy fuerte, pero es un dolor placentero. Esa clase de dolor que se vuelve adictiva.

39. Hearthstone

Hearthstone

Como diría el gran y tristemente fallecido Camilo Sesto, Hearthstone mola mazo. Blizzard tenía claro que se quería subir al carro de los juegos de cartas, que nunca se habían ido pero que necesitaban un revulsivo, y logró captar una audiencia superior. Y sigue a tope con un montón de expansiones lanzadas desde entonces.

38. Hollow Knight

Hollow Knight

Que los metroidvania están viviendo una segunda juventud es gracias a juegos de la talla de Hollow Knight, una delicia tremendamente exigente por parte de Team Cherry que nos irá conquistando poco a poco, a medida que nos adentramos en su peculiar universo, desbloqueando todo de lo que es capaz de hacer el héroe.

37. BioShock Infinite

BioShock Infinite

BioShock Infinite fue el colofón perfecto para una de las sagas más inolvidables de la pasada generación de videojuegos. Si ya nos había maravillado aquella incursión en Rapture en el año 2007, viajar hasta Columbia no se quedó atrás en cuanto a impacto se refiere. Y con una historia con más miga de lo que parece.

36. Dark Souls

Dark Souls

From Software había dado un paso adelante con Demon’s Souls en 2009, pero no fue hasta el primer Dark Souls un par de años después cuando obtendría el reconocimiento absoluto, llegando por fin a las masas. Se puede decir sin miedo que creó un género propio que sigue siendo una fuerte influencia para muchos.

35. SUPERHOT

SUPERHOT

Se ha dicho en innumerables ocasiones que estamos saturados de shooters, pero de vez en cuando surge la chispa y nos sorprende un FPS totalmente original, como sucedió con SUPERHOT. Porque aquí la acción se para por completo cuando estamos quietos y se mueve cuando andamos. Brillante. Inteligente.

34. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Metal Gear Solid V

Hideo Kojima es un genio, de eso no hay duda, incluso para sus detractores. Perfeccionista como pocos, sabe crear experiencias únicas que explotan al límite todo lo que se podría/debería hacer dentro de un videojuego. Y en este sentido, se despidió a lo grande de Konami con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

33. Overwatch

Overwatch

Blizzard estuvo muy ligada a la estrategia y los juegos de rol durante dos décadas, siendo bastante curioso que no sacase una nueva licencia en casi todo ese tiempo hasta el desembarco de Overwatch. El hero-shooter por excelencia que sigue dando guerra desde 2016 y anulando casi por completo a sus competidores.

32. Marvel’s Spider-Man

Marvel's Spider-Man

Insomniac Games se enfundó el traje de Spidey con una sorpresa en su interior: cogió lo mejor de los Batman: Arkham de Rocksteady a nivel jugable para crear la mejor aventura de nuestro amigo y vecino Spider-man con Marvel’s Spider-Man. Para enmarcar, el ritmo que acaba pillando su historia hasta la traca final.

31. Rocket League

Rocket League

Dos de las grandes pasiones deportivas de este país (velocidad y fútbol) se juntaron en Rocket League, la madurez de aquel concepto primigenio de Psyonix estrenado en PS3 en el año 2008 del que pocos se acuerdan. Toda una revolución que no para de brindarnos muchas alegrías. Y lo mejor: con juego cruzado.

30. Donkey Kong Country: Tropical Freeze

Donkey Kong Country

Seguir avanzando también implica mirar atrás de vez en cuando. Porque no todo tienen que ser revoluciones y, a veces, retomando viejos caminos y fórmulas también hay hueco para sorprender. Como Nintendo, que recupera Donkey Kong Country y te planta en tu cara el mejor plataformas 2D que ha pisado la faz de la Tierra.

29. Return of the Obra Dinn

Return of the Obra Dinn

Por ingenioso, inesperado e incluso hasta por retorcido. Return of the Obra Dinn es uno de esos juegos que sólo ocurren una vez cada diez años. Como las estrellas fugaces del cinturón de Orión que me acabo de inventar. Un juego de investigación (de puzles, diría yo) soberbio e imprescindible.

28. Super Smash Bros. Ultimate

Super Smash Bros. Ultimate

El cenit de una franquicia que podría seguir empujando hacia adelante y conseguir volvernos a dejar con la boca abierta, pero que en realidad no permite intentar visualizar cuál será su futuro a partir de aquí. Los combates entre Mario y compañía de Super Smash Bros. Ultimate son tan divertidos como espectaculares.

27. Vanquish

Vanquish

Es el retorno del hijo prometido, que llega con un pitillo en la boca y arrastrándose por el suelo porque es un cafre, pero a Vanquish hay que quererlo igual. Probablemente el mejor shooter que ha parido la industria del videojuego y uno de esos juegos que debes probar sí o sí. Palabrita.

26. Ori and the Blind Forest

Ori and the Blind Forest

Se gana el hueco por lo desquiciante que puede llegar a ser pese a su capa de ricura. Una aventura con alma de metroidvania en la que cada milímetro de su escenario podría ser un cuadro perfecto para el salón. Ori and the Blind Forest es precioso, sí, pero también inmensamente divertido.

25. Hotline Miami

Hotline Miami

Un juego de pintar paredes con la sangre de nuestros enemigos. Un puzle sobre asesinatos que implica mantener al mismo nivel la planificación y la habilidad si no quieres que sean tus sesos los que adornen el techo. Hotline Miami es una genialidad cargada de simpleza y, sin embargo, increíblemente atractiva.

24. Mario Kart 8

Mario Kart 8

No hay muchos juegos de conducción en la lista, pero claro, es que no hay muchos juegos como Mario Kart 8. En realidad, ninguno. Como ninguno ha demostrado ser igual de adictivo que los juegos del bigotudo fontanero, que pueden aguantarte años como si fuesen un whisky de barrica (y hacerte explotar la cabeza cuando vuelves a probarlos una década después).

23. The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3: Wild Hunt

La aventura fantástica por excelencia. Bien por Juego de Tronos, bien por El Señor de los Anillos y bien por todas esas aventuras del medievo mitológico que nos ayudaron a ver la época de la lepra y la tuberculosis con otros ojos, pero si cada medio tiene su obra específica, la del videojuego es The Witcher 3: Wild Hunt.

22. What Remains of Edith Finch

What Remains of Edith Finch

De aborrecer los walking simulator a quedar totalmente prendado. What Remains of Edith Finch es uno de los mejores juegos que han pasado por mis manos. Una historia preciosa cargada de sorpresas y experimentos que funden mecánica y narrativa como ningún otro juego ha hecho. Pura magia.

21. Bloodborne

Bloodborne

Puede que tú tengas otro, pero este es mi Souls. Bloodborne supo ganarme allí donde el resto de juegos de From Software habían errado el tiro. Me enganchó pese a no ser yo nada fan de su dificultad y, de una forma enfermiza, caí en la madriguera del conejo hasta volverme un loco más de su país de las maravillas victorianas.

20. Luigi’s Mansion 3

Luigi's Mansion 3

Este 2019 está muy difícil decidir cuál es el mejor videojuego que se ha publicado en Nintendo Switch. Si ese premio fuera a parar a manos de Luigi’s Mansion 3, sería muy merecido. El hermano de Mario vuelve con la que es la mejor aventura que ha llegado a protagonizar, con escenarios de lo más variopintos, nuevas mecánicas para atrapar a los fantasmas, mucho sentido del humor y un cooperativo que le otorga una diversión asombrosa.

19. DOOM

Doom

A la hora de hablar del género de los FPS es imposible no acordarnos de DOOM, una de las sagas más icónicas de la historia que regresó hace unos años por la puerta grande con uno de los títulos de acción más salvajes y frenéticos que hemos llegado a jugar. Nunca ha sentado tan bien machacar demonios de las formas más bestias que nos podamos imaginar.

18. The Witness

The Witness

Jonathan Blow se marcó un juego de lo más memorable cuando desarrolló Braid, aunque se superó cuando creó The Witness. Una maravillosa aventura de puzles ambientada en una misteriosa y colorida isla. Más de 500 rompecabezas pensados para que nos exprimamos el coco con tal de resolverlos, aunque no nos cansaremos de ellos por sus ideas tan originales.

17. Death Stranding

Death Stranding

Ayer algunos pensábais que la última obra de Hideo Kojima se iba a posicionar en lo más alto de la tabla. Como veis no ha sido el caso, pero eso no quita que Death Stranding se merezca un puesto tan alto al presentarnos el creativo japonés un videojuego en el que simplemente andar se convierte en una experiencia extraordinaria. Un viaje en el que el ir de un punto a otro es algo que desearemos hacer durante horas y horas, ya que cada una de estas travesías siempre supondrá algo nuevo.

16. Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn

Guerrilla Games, los creadores de Killzone, han desarrollado la que es sin duda una de las mejores exclusividades que forman parte del catálogo de PS4. Horizon: Zero Dawn es la impresionante aventura de Aloy en una época en la que los seres humanos están a punto de extinguirse a causa de la aparición de unas máquinas en forma de dinosaurios que se han hecho con el control. Un título que deseamos que acabe recibiendo una secuela algún día con la esperanza de que mantenga, como mínimo, la misma calidad.

15. Dead Cells

Dead Cells

La mezcla de géneros de Dead Cells lo convierten en un juego realmente imprescindible. Un roguelike de acción, plataformas y al mismo tiempo un metroidvania en el que nuestro objetivo es el de tratar de abrirnos paso por unos escenarios de lo más desafiantes, plagados de enemigos y que iremos atravesando a base de apoderarnos de nuevas armas y habilidades. Lo mejor es que después de cada partida siempre tendremos ganas de jugar otra más.

14. Portal 2

Portal 2

Si el primer Portal se convirtió en un juego que no podía faltar en la biblioteca de Steam de nadie, con su secuela es más de lo mismo. Portal 2 continúa con la fórmula tan alucinante que hizo grande a su predecesor, con la diferencia de que esta vez veremos a nuevos personajes y sobre todo se caracteriza por su modo cooperativo para dos jugadores, porque al final no hay nada mejor que resolver los enrevesados puzles con la ayuda de otra persona.

13. Inside

Inside

Cuando Inside se lanzó no nos tembló el pulso a la hora de considerarlo como uno de los mayores bombazos de 2016, así que esta aventura de plataformas, puzles y con una dirección artística tan excepcional solo se merece cualquier tipo de alabanzas por nuestra parte. Una historia muy emotiva que nadie debería de perderse.

12. Grand Theft Auto V

GTA V

Es indiscutible que varios de los trabajos de Rockstar están entre los mejores juegos que hemos disfrutado durante esta década y uno de ellos ha sido GTA V. Se podría decir incluso que los números también hablan por sí solos, dado  que ya se han vendido más de 100 millones de copias en todo el mundo, lo que le convierte en uno de los títulos más exitosos de todos los tiempos. Eso sí, bien merecido lo tiene por su campaña y por el hecho de que GTA Online continúa actualizándose después de cinco años.

11. Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2

El año pasado, por muy poco, God of War le arrebató a Red Dead Redemption 2 el premio de mejor juego del año, pero sería una locura no considerar que la obra maestra de Rockstar también se merecía un galardón así. Volver al Salvaje Oeste de esta forma tan magistral es algo que nos dio ganas de levantarnos de la silla y ponernos a aplaudir por el trabajo tan excelente que ha realizado la compañía. Y, por si no fuera suficiente, no hay que olvidar su modo multijugador Red Dead Online.

10. Celeste

Celeste

Si hablamos de juegos independientes que han marcado una década, y en muchos casos incluso la historia misma de un género, Celeste es de los que se han ganado un lugar por méritos propios. Pocos juegos de plataformas han sabido recompensar mejor al jugador por sus fracasos.

09. Bayonetta

Bayonetta

En VidaExtra, como habréis podido comprobar en este ranking, somos fans de Platinum Games. Y si hay un juego que hizo grande al estudio y lo puso en el punto de mira de toda la industria, si hay un juego de acción que recordamos y seguiremos recordando durante años, ese es Bayonetta.

08. Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón

Uncharted 4

Los dos Uncharted que han visto la luz durante esta década han sido el tres y el cuatro. Y nos quedamos con Uncharted 4, el título con el que Naughty Dog acabó redefiniendo lo que significan los juegos de aventuras. Vamos, lo hizo lanzando el que a día de hoy, probablemente, sigue siendo el rey del género.

07. Super Mario Galaxy 2

Super Mario Galaxy 2

En su momento tildamos a Super Mario Galaxy 2 de obra maestra, dijimos sin miedo que se trataba del mejor juego de Wii y también que era uno de los mejores títulos de plataformas. Diez años después de su lanzamiento podríamos decir exactamente lo mismo.

06. God of War

God Of War

Todavía habrá gente diciendo que eso de hacer un plano secuencia en un videojuego no tiene mérito porque no sé qué y en el cine y las series sí porque no sé cuántos. Paparruchas. No hay ningún otro juego que haya sido capaz de plantear ni siquiera algo similar a lo visto en God of War. Lo sé, no debería estar hablando de esto. Pues nada, juegazo el que se marcaron Cory Barlog y su equipo. El ejemplo perfecto de cómo renovar por completo una saga manteniendo su esencia intacta. Una obra maestra difícil de olvidar.

05. Red Dead Redemption

Red Dead Redemption

Y hablando de obras maestras, aquí tenemos ese Red Dead Redemption original que nos trajo a todos de cabeza. En general hay pocos juegos ambientados en el oeste, no hablemos ya de títulos de vaqueros con verdadero peso y relevancia tanto a nivel narrativo como jugable, pero es que lo de Rockstar es para quitarse el sombrero. Y dar una coz.

04. NieR: Automata

Nier Automata

¿Otro de Platinum Games? Otro de Platinum Games. A ver, un juego dirigido por un japonés (Yoko Taro) que va por ahí dando entrevistas con una máscara horrible para no dar la cara no puede ser malo. Y si lo es, no se llama NieR: Automata. A ver dónde encontráis un juego de acción con una historia, unos personajes, una rejugabilidad y una variedad loca de mecánicas como la que tiene éste sin que se caiga por todos lados. Una salvajada.

03. The Last of Us

The Last Of Us

Antes de maravillarnos con Uncharted 4, a Naughty Dog le dio por sacarse de la manga un nuevo juego llamado The Last of Us. Una historia ambientada en un mundo totalmente hecho trizas cuyos personajes protagonistas, Ellie y Joel, acabarían convirtiéndose en dos iconos de la historia de los videojuegos. De lo mejorcito que hemos jugado.

02. Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey es la pura celebración del videojuego. Es de ese tipo de títulos que le hacen a uno preguntarse cómo es posible que exista algo así. En su momento lo comparamos con un pedacito de magia y lo seguimos pensando. Pura diversión en un ejercicio de imaginación sin límites.

01. The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Zelda Breath Of The Wild

Pues aquí lo tenéis. The Legend of Zelda: Breath of the Wild es el juego que, según toda la parafernalia que hemos montado para seleccionar y ordenar nuestro particular top 100 de la década del 2010, ha acabado amasando la mayor cantidad de puntos. Nintendo ha sabido reinventar su propia fórmula en cada nuevo Zelda, pero lo que hizo en BOTW está al alcance de muy pocos. Al universo de personajes y localizaciones reconocibles se le suma un grado de libertad pocas veces visto en un videojuego tanto a la hora de enfrentarnos a los distintos puzzles planteados como al propio descubrimiento de su mundo. Una delicia que ningún fan de los videojuegos debería dejar pasar.

Y hasta aquí nuestros 100 mejores videojuegos de la década del 2010. Ha sido duro elaborarlo, no os vamos a mentir, pero también nos lo hemos pasado muy bien durante horas y horas. Ahora os toca a vosotros. Los comentarios están a vuestra disposición una vez más para que podáis compartir vuestros puntos de vista e incluso vuestros propios listados, si así lo deseáis, tanto con los que formamos el equipo editorial como con el resto de lectores.

Nota: una vez más quiero recalcar que la elaboración de este ranking ha sido un trabajo de equipo de principio a fin, por lo que creo que merece la pena que todo el mundo pueda saber quién ha escrito qué. Los textos del 50 al 41 son obra de Jonathan León; los del 40 al 31 de Jarkendia; del 30 al 21 se ha ocupado R. Márquez; del 20 al 11 el encargado ha sido Sergio Cejas y, por último, los textos del 10 al 1 han sido cosa mía. Gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram